RESTOS DE NAUFRAGIOS

Siempre me han llamado la atención los restos que uno encuentra semienterrados en el barro de las orillas del río, o abandonados en los campos o en las ciudades. Vestigios materiales de historias indescifrables de abandono y deterioro que tienden a desaparecer con ellos, configuran un tema que parece apropiado para mi pintura.

Restos de naufragios

RESTOS DE NAUFRAGIOS
Acrílico sobre tela
0,85 m x 1,50 m – 1993

 

Restos de naufragios

RESTOS DE UN NAUFRAGIO
Acrílico y collage sobre conglomerado de madera
0,38 m x 0,34 m – 2006

 

NAVEGANTES

Otro tema vinculado al río: lo que el río trae y se lleva flotando. En este cuadro, pintado con acrílico sobre madera terciada que en algunas zonas queda al descubierto, los navegantes son trozos de madera  recogidos de algún lado, desechos, restos, que navegan hacia el horizonte. La madera me atrae especialmente como material, de alguna manera la vínculo al río. El cielo mismo es simplemente madera terciada desnuda, con sus vetas y su hermoso color cedro. Me atrae especialmente la idea de resignificar algo modesto como un viejo trozo de madera incorporándolo a una obra de arte.

El río

RÍO DE LAS MADERAS
Acrílico y collage sobre madera
0,85 m x 0,50 m – 1997

REFLEXIONES SOBRE EL ACTO DE PINTAR

Finalmente entiendo la pintura como un largo diálogo entre ideas y materiales. Ideas, imágenes mentales que para materializarse exigen decisiones. ¿madera?, ¿tela?, ¿papel?…Y ante cada decisión tomada la imagen mental cambia, se adapta, se reconstruye. Debe cambiar, si queremos que el proceso continúe. Un proceso que propone operaciones: cortar, salpicar, cubrir, descubrir, raspar, pegar… Operaciones que incluyen necesariamente al azar, ese sacerdote que, desde el surrealismo, oficia la invocación de lo oculto, de lo subyacente.

Me siento como un traductor entre dos interlocutores. Traduzco un rojo mental a un rojo material, tratando de no traicionar su luminosidad. Un cartón corrugado a un plano de textura, tratando de no traicionar su carga sensorial. Pero la traición siempre existe. El rojo ahora es otro, por lo tanto el verde que estaba a su lado debe cambiarse. La textura del cartón es en la realidad más fuerte que su imagen mental, es necesario entonces un amarillo que chorree sobre ella…

Así, a través de una continua retroalimentación, la construcción avanza. Ese es el otro punto: se trata de una construcción. Cuadro, instalación, objeto o lo que sea, lo voy construyendo (¿se va construyendo?) con materiales simples y pintura, con operaciones que tienen algo de ritual y algo de juego. Operaciones que a veces ocultan, a veces descubren, con resultados que pueden ser ambiguos, que quedan allí para que alguien les adjudique significado.

 Rosario, setiembre de 1997.

Pintura técnica mixta

AL ACECHO
Acrílico y collage sobre conglomerado de madera
1,00 m x 1, 00 m – 2001

LIBRO 2

Nota en Viarosario sobre “Respira! Es arte” de Diana Terán

El libro “Respira! Es arte”, realizado por la artista Diana Teran, se presentó el miércoles 16 de enero de 2013, en París, donde los franceses podrán conocer un material realizado íntegramente por artistas argentinos.

“Respira! Es arte” es una invitación a Respirar Arte. Una concepción de la autora sobre el Arte de Vivir. Diana Teran concibió este libro como si se tratara de  una exposición del Arte de Argentina, con 40 artistas, de Buenos Aires, y muy en especial de la ciudad de Rosario.

Arte contemporáneo de gran diversidad, tanto  por las diferentes técnicas empleadas, como por la gama de colores y tema, el libro es un despliegue de color donde se intercalan obras de arte plásticas,  poesías y textos. Cada artista define con sus propias palabras, su sentir artístico identificando su obra. Un Arte para Todos visto con mucho color e intensidad, tanto en el manejo visual como en el sensitivo.

Quien abra sus páginas verá que, dentro de la diversidad planteada, existe un lenguaje común entre todos los participantes y una conjunción de mensajes  en comunión con el que la autora plasma al final del libro. Diana Teran nos propone una nueva mirada sobre cómo ver el arte, en una presentación inhabitual para este tipo de libros.

“Me interesa la solidaridad y mi concepción de este libro de pequeño formato es porque quiero un arte para todos, como decia Van Gogh, que sea un libro que se pueda donar a escuelas, que se les pueda acercar a tantos chicos pobres que tenemos y no saben ni pueden ir a un museo, un poco del arte de conocidos artistas, en especial de Rosario”, expresó Diana a Terán en conversación con Viarosario.

La presentación tuvo lugar en París el miércoles 16 de enero del 2013 en la Casa de América Latina, en su edición bilingüe español-francés. Luego el libro estará en venta en Argentina.

Libro de Diana Terán

PORTADA DEL LIBRO DE DIANA TERÁN
Especialmente arte rosarino

MENSAJES

Toda mi vida he pintado o dibujado fundamentalmente porque tal actividad me produce placer. Cuando estoy pintando, o pensando en el cuadro o dibujo que está en marcha, me siento bien. Digamos que mi actitud es, en cierto modo, egoísta. Sin embargo, no es ninguna novedad que la obra de arte puede interpretarse como, o contiene, un mensaje. Mensaje que, desde el punto de vista del emisor, puede ser prácticamente inconsciente, resultado del producto de su actividad artística, o que puede ser muy explícito (aunque en general su interpretación requiere en alguna medida la participación del receptor), o puede ser mucho más abierto, con diversas interpretaciones posibles según una mayor participación del mismo. Ejemplos de lo que quiero expresar:

Mensajes

VIOLENCIA EN LA PLAZA
Esmalte sintético sobre conglomerado de madera
1,00 m x 0,80 m – 1976

Mensajes

TAZAS SOBRE LA MESA
Óleo sobre conglomerado de madera
0,80 m x 0,80 m

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mensajes

LA TIERRA COMO UNA HERIDA
Acrílico y collage sobre conglomerado de madera
1,00 m x 0,75 m – 1996

Mensaje en la pintura

FUGACIDAD DE LOS MOMENTOS
Acrílico y collage sobre madera
0,60 m x 0,80 m – 2003

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Actitudes diferentes en lo referente a mensajes. En las distintas etapas de mi pintura, diferentes actitudes han aparecido, primando según los casos una u otra con mayor o menor multiplicidad de significados en el mensaje propuesto.

 

MUESTRA

En febrero de este año un grupo de artistas rosarinos llevó a cabo una muestra de reproducciones de sus obras en París, Francia, bajo la curadoría de la Arq. Diana Terán.

Invitación muestra París 2012

MUESTRA DE ARTE ROSARINO
PARÍS – 2012

 Este mismo grupo trae hoy a Rosario sus obras en una muestra coordinada por Diana Terán, que será colgada bajo la curadoría del Prof. Miguel Ballesteros en el prestigioso espacio que la Bolsa de Comercio de Rosario dispone para estos eventos. La inauguración de esta muestra se llevará a cabo el 24 de octubre de 2012 en dicho local, tal como lo indica la invitación adjunta.

 Muestra en Bolsa de Comercio, Rosario

ROSARINOS EN EL ARTE
BOLSA DE COMERCIO, ROSARIO

 Como artista plástico parte de este grupo, creo que se trata de una apertura más que interesante para la difusión internacional de la plástica local, sobre todo como inicio de futuras posibilidades.

¿Ha muerto la pintura?

¿Ha muerto la pintura? La muerte de la pintura como forma de arte se comentó mucho en los años 60 – 70. Recuerdo que a mi me preocupó muchísimo. Aún hoy se sigue oyendo, en algunos círculos, esa aseveración. Pero parece que yo heredé por línea paterna la posibilidad de lo gráfico como medio de expresión. ¿Porqué no usarlo? Así que he seguido dibujando y pintando, como muchos otros amigos y colegas, a pesar de aseveraciones o decretos más o menos oficiales.

Otra cuestión más actual: ¿Morirá el libro de papel? No lo se, creo que no. Mientras tanto, a mi me gusta leerlos, y muchas veces me sugieren imágenes para pintar. ¿Ilustraciones? No exactamente. A modo de ejemplo, hay va un cuadro sugerido por “Todos los veranos”, cuento de Haroldo Conti en el libro “Con otra gente”, uno de mis preferidos.

MANGURUYÚ

MANGURUYÚ
Acrílico sobre madera conglomerada.
0,93 m x 0,74 m – 2012